El pasado 3 de septiembre en el Hotel 3 Reyes de Pamplona tuvimos el placer y la oportunidad de presentar en público la nueva gama de vinos 1864 Castillo de Olite. Una gama de vinos que marcará tendencia en las barras de hostelería y cartas de nuestros mejores restaurantes. Una gran Apuesta de Bodegas Manzanos Campanas y Bebidas Martinez Cia que no dejará indiferente a nadie.

La cata fue comentada por el enólogo de la bodega Borja Ripa y se pudieron degustar una amplia gama de vinos (Las Campanas, 1864 Castillo de Olite, Manzanos y 1890 Rosé y Graciano).

1864 Castillo de Olite hace gala de la identidad de nuestra tierra vinícola y rememora el auténtico vino navarro que hacían nuestros abuelos.

En 1864 la variedad Tempranillo no estaba tan extendida en nuestra región, era la Garnacha quien dotaba de identidad al vino navarro. Poco a poco se ha ido extendiendo el Tempranillo en detrimento de la Garnacha ya que el cultivo de esta es más arriesgado. Nosotros hemos querido rememorar la autenticidad y la identidad vinícola navarra y hemos elaborado un vino excepcional fundamentado en el esplendor de la Garnacha y solo complementado con el Tempranillo en el caso del crianza. El reserva sigue teniendo predominio de la Garnacha pero hemos incluido Tempranillo y Cabernet Sauvignon.

El blanco de esta gama busca seguir con el fiel retrato de la región y de su identidad al ser elaborado en su totalidad con la variedad Chardonnay.

La elaboración de estos vinos se ha hecho en barricas de 500 litros de roble francés y americano y no nuevas. Son barricas que respetan la elegancia y la delicadeza de la Garnacha, preservan su aroma y nos dejan apreciar la genial uva que hemos seleccionado para este vino.

Para elaborar el blanco fermentamos en barrica durante cinco meses y hacemos el ensamblaje en depósitos de hormigón. Después de clarificar lo guardamos en botella. Este vino tiene un potencial de envejecimiento enormegracias a su acidez y ph.